Seleccionar página

JUAN PIEDRA

Egresado de la licenciatura en Artes Visuales para la Expresión Plástica por la Universidad de Guadalajara, Juan Piedra se ha desempeñado en distintos ámbitos del arte y de cultura. Al momento, ha participado en más de 40 exposiciones colectivas y 9 exposiciones individuales. Su trabajo pictórico ha sido expuesto en distintas galerías y recintos culturales, tanto nacionales como en muestras internacionales, entre las que destaca la Galería IL Laboratorio en Trastevere, en Roma, Italia; ARTERIA en la ciudad de Monzón, España y en el Primer Salón Ítaca Internacional en Barcelona, España.

Juan Piedra

La propuesta artística de Juan Piedra es un tanto ecléctica, aunque siempre recurre a lo simbólico y a los temas de los afectos humanos, es decir, contacta con el interior del ser que los contempla, para despertar un diálogo interior de paz y honestidad. Desde hace tiempo seguimos sus pasos, siempre con ese deseo de tener un acercamiento para conocer al artista.  Le contactamos para entrevistarlo, siempre tras el ansiado “sí”, y lograr nuestro encuentro. Por fin llegó el día, la cita fue en su espacio creativo.

Juan Piedra

Con una genial bienvenida, comenzamos nuestra charla. –Juan, háblanos de ti. ¿Quién es Juan Piedra? ¿Cómo se inició en el camino del arte? En qué momento dices “¡Seré artista…!”

–Soy Juan Piedra, artista plástico tapatío y tengo aproximadamente 20 años trabajando en las artes. Aquí descubrí qué es lo que más me hace feliz, aunque esto lo venía yo haciendo desde siempre, desde que yo tengo memoria, mis inicios fueron más o menos en la preparatoria. Tuve la fortuna de ser parte de un taller de arte, donde manejábamos y trabajamos la cerámica, el modelado en barro y, a raíz de estas experiencias, las que yo considero mi primer contacto profesional, y ahí dije: “Esto puede ser un oficio. Puede ser algo que haga toda mi vida. Yo creo, que ya traía la idea de seguir por este camino, sólo que en la adolescencia uno está un poquito perdido, pero fue más adelante cuando decidí dedicarme al arte.

Cursaba psicología en la universidad y a la par, ingresé al taller de la casa de la cultura de Colomos a estudiar artes plásticas. Ahí el maestro José Murgía, fue quien me recibió, y desde eso momento se convirtió en un mentor para mí. Tuve la fortuna de ser muy cercano a él, y en cuanto a la práctica del arte, fueron como cuatro o cinco años ahí en la casa Colomos.

Juan Piedra

– ¿Podríamos decir que cursaste dos carreras a la vez?

Así es. Psicología y Artes visuales para la expresión plástica. Efectivamente, me fui a la par con las carreras y terminando empecé a exponer, a involucrarme más de lleno en el arte y ya con el tiempo decidí regularizar mis estudios en la Universidad de Guadalajara del cual soy egresado. Fue lo último en cuanto a estudio formal que he hecho.

Juan Piedra

– Consideras que tus estudios en psicología te han ayudado a profundizar un poco más, en tu discurso artístico…

Yo creo que tiene mucho que ver: En el arte, es expresión, el artista comunica, y obvio no hay nada ajeno a lo personal o a lo propio. Entonces, sí claro, tiene mucho que ver, porque realmente yo quería estudiar la psiquis humana, las ciencias comportamentales y por supuesto, ahí descubrí toda la relación que hay en un proceso creativo. Vi cómo funciona un proceso psicológico superior en los seres humanos. Descubrí también que las cosas personales estaban muy ligadas al arte y claro, digamos que no puedo separar esa parte de mí y en alguna medida cuando trabajo, cuando expreso algo, está ligado a eso a mí, a mis intereses, a mis ideas, a todo lo que he aprendido a lo largo de mi vida. Entonces sí, sí tiene que ver, aunque no es un absoluto.

Juan Piedra

Desde los afectos, diría Benedetti

– ¿Qué es lo que nos quiere transmitir Juan Piedra en su obra?

Trabajo desde los afectos, como diría Benedetti. Yo trabajo mucho con los afectos humanos y por supuesto, está ligado a lo que soy y en lo que me formé profesionalmente. Hay temas universales de los que no me escapo. Me gusta hablar de la infancia, que es como un punto de partida obligatorio cuando hablamos de emociones y de una estructura psíquica. Me gusta hablar de cómo nos vamos formando. La infancia es una parada obligatoria y me gusta, es un tema recurrente en mi trabajo y es la universalidad de las emociones, es en eso, donde me gusta aterrizar mucho y desde luego en los grandes cuestionamientos de la humanidad.

– El tiempo, la vida, la muerte incluso el amor…

El tiempo. ¿Qué es el tiempo? ¿Es la misma muerte que como parte complementaria de lo que estamos ahora viviendo, o lo que estamos viviendo es una parte complementaria nada más? Entonces son temas muy recurrentes, muy utilizados en mi propuesta. No hay una pretensión. No busco que el tema tiene que ser así. Lo dejó fluir. Creo que el cuestionamiento es el que surge, es lo que voy trabajando, quizá un poco egoísta como el oficio a veces lo manda.

Juan Piedra

Dejarlo fluir

– ¿El proceso creativo sería dejarlo fluir?

¡Sí! ¡Déjalo fluir! Dejar fluir detona cualquier cosa como puede ser una simple charla en la que detona una idea… Las grandes interrogantes personales, mis grandes cuestionamientos, pues están reflejados en la obra: La vida, la muerte, el tiempo, incluso hasta el amor. Aunque parezca muy popular o muy utilizado, ahí está también. Aquí lo que difiere es cómo lo vemos. Creo que cada quien, de manera muy personal, se lo asume y lo expresa.

– Sin amor no hay nada…

¡Claro! Así es. El amor es el parteaguas. Nosotros queremos pensarlo así y queremos vivirlo así. Así es.

Juan Piedra

La docencia, construcción de una mejor sociedad

La docencia es una parte importante en la labor cultural del artista, ya que considera que la construcción de una mejor sociedad está en la educación y sensibilización en el arte y la cultura. Esta área le ha permitido laborar en distintos proyectos de gestión y organización, siempre de carácter cultural y artísticos.

Juan Piedra

– Juan, es interesante que después de culminar tus estudios, decides combinar tu tiempo con el arte y la educación. ¿Por qué la docencia?

Digamos que llegó sin esperarlo… Curiosamente, cuando hago la revisión de mi infancia, yo de pequeño soñaba y pensaba que iba a ser maestro. Yo admiraba a mis maestros desde kínder, creo que desde esa fecha decía: ¡Voy a ser maestro! Esa idea se me olvidó en el transcurso de la vida, pues uno va aprendiendo y viendo otras cosas, y después llegó de manera fortuita. Las veces que he tenido la oportunidad de ser docente, de estar frente a grupos, pues ha sido circunstancial. Ha sido por invitaciones. Al principio me rehusé. Después me dije: “Vamos a ver qué sale de aquí”, y ya han pasado algunos años, ocho o nueve en la docencia y me ha gustado.

Juan Piedra

– ¿Qué te ha dado?

Un aterrizaje terrenal… Digamos que me ha aterrizado bastante en las cuestiones actuales, en el tiempo. Yo doy clases a secundaria, me mantiene en la tierra.

– Los jóvenes en la secundaria traen todos los cuestionamientos existenciales juntos.

Sí, así es. A mí no se me ha quitado. A lo mejor por eso estamos bien ahí. Sé que es algo pasajero y a lo mejor un poco más adelante vamos a estar haciendo otra cosa. Es parte también de los ciclos de la vida, pero por el momento me la he pasado muy bien. Disfruto mucho estar con los chicos porque me mantienen actualizado y es maravilloso ver cómo dentro de la psicología evolutiva nos vamos transformando. Es súper padre y yo lo veo hoy que soy padre, tengo una hija de tres años, entonces voy viendo todos estos procesos mágicos por los que seguramente yo pasé, y que ahora disfruto de este lado… Es como estar viendo y al mismo tiempo ser parte de eso. Es maravilloso tanto la paternidad como la docencia, ambos no dejan de estar un poco ligados.

Juan Piedra

– Cuando tenemos voz, tenemos el compromiso para ser una buena influencia.

Exacto… Tratando de ser una buena persona… El término bueno, buena, malo, es raro, pero es algo así.

–  Juan, ¿Cuál es la parte más importante de tu educación?

¡Híjole Karla! Yo tengo recuerdos muy bonitos de todas las etapas. Creo que quizás, a lo mejor por ser la primera, el preescolar. Del kínder tengo recuerdos muy padres y los más creativos. Aunque creo que cada etapa de mi formación ha sido importante, pues he atesorado muchos recuerdos muy bellos. La infancia me encanta, me gusta mucho el preescolar, ese olor a crayola de las aulas para mí era maravilloso. Ver el piano de los maestros de música, correr por los jardines, las albercas de pelotas, de arena, maravilloso.

-¡Ay sí!, hasta me pone chinita recordar. Ya lo había olvidado.

Claro, son unos recuerdos muy bellos. Quizás en esa etapa desarrollé estas habilidades y el gusto por el arte y bueno, por supuesto, mi maestra que recuerdo con muchísimo cariño, ¡Her-mo-sa! la veía y era ¡Wow!

Juan Piedra

-¿Qué pensador ha tenido la mayor influencia en tu vida?

Dentro de los sofistas me gusta Sócrates. Quizás sea como uno de los maestros que, si yo tuviera la oportunidad de conocer, sería maravilloso. Sabemos que no dejó ninguna obra o ningún legado escrito, pues lo conocemos a través de la obra de otros. Me parece que son enseñanzas bastante interesantes. Claro que me hubiera encantado tener de maestro a Sócrates, hubiera sido maravilloso, y navegar un poco con esta ironía socrática de: “Yo sólo sé, que no se nada…”. Lo comentábamos hace un rato, es cómo abrirse al conocimiento, como tratar de ser empático y de ser humilde para poder reconocer eso que hay allá afuera, abrirte al conocimiento y a las maravillas que tiene la vida: Abrirte al conocimiento.

– ¿Estás listo para cuando te llegue la oportunidad?

Así es. Sí, sin falsa humildad como lo haría Sócrates, predisponerte a que todo el tiempo podamos aprender algo.

Juan Piedra

– ¡Sí! ¡Qué bien suena! Tocando las puertas de la filosofía: ¿Cuál es el sentido de la vida para Juan?

No sé, porque soy mucho de dudas. Soy más de dudas que de respuestas… A lo mejor como un poco más enfocado, creo que es lo relacionado a ‘ser parte de’, ‘a pertenecer’ y ‘amar lo que voy viviendo, conociendo, experimentando’. Ser. Involucrarte al cien en las experiencias, en las etapas, en esto que se va presentando que llamamos Vida y abrazarla. Abrazar todo aquello que va surgiendo, aún las cosas que no nos gustan y al cabo de un tiempo, uno termina comprendiéndolas y asumiéndolas porque no hay de otra. Ser parte de una especie de comprensión de la dialéctica de la vida.

Juan Piedra

Reinvención

– ¿Cuál sería tu lema?

 No tengo un lema Karla. Supongo que si tuviera un lema tendría que serle fiel o seguirlo. Creo que por eso no lo tengo. Porque en la vida vamos cambiando todo el tiempo, y lo que ayer me gustaba, pues a lo mejor hoy ya no. O lo que hoy no me gusta, pues quizás mañana sí.

Mi lema es “sin lemas”, no sé. Alguna cosa así preferiría como se refiere al momento y serle fiel a la vida, pero con sus cambios, claro. Es complicado. Para mí lo es, porque ahora estamos hablando de evolución, de cambios. Sí, todo el tiempo, en constante cambio. Pues mal haría uno en estar en una sola cosa todo el tiempo… Creo que ya no podría. Es para mí muy importante el estar haciendo cosas nuevas, ir tras una especie de reinvención, creo que está en la naturaleza.

– Hablando de reinvención ¿Proyectos a futuros?

Ahora estoy produciendo. Antes de hacer cualquier cosa, hay que producir y tener la obra. Sigo participando en exposiciones colectivas, se viene más adelante un proyecto individual. Bueno, casi individual, con un colega, Ricky Grana. Vamos a estar exponiendo por ahí por septiembre. He estado trabajando en un proyecto colectivo muy interesante para Europa, que será para el próximo mes.

Juan Piedra

Las Perlas por la Corona

“Tengo la fortuna de estar cerca de personas maravillosas y muy valiosas, que me invitan a proyectos y eso es muy bello. En el caso de la artista plástica, Lucía Maya, y el proyecto “Las perlas por la corona” es la presentación de edición de obras de arte en formatos miniatura en un libro que publicó la Universidad de Guadalajara con 19 artistas, donde se imprimieron sus obras en un formato micro, unas cosas pequeñísimas sin perder detalle. ¡Impresionante! Básicamente consiste en reflejar un poquito acerca de los momentos que hemos vivido este 2019-2020 con el tema de la pandemia. Es un proyecto hermoso.  En el siguiente año voy a Italia, a dar un curso, y si todo funciona como debe funcionar, allá estaremos”.

Juan Piedra

Nos falto tiempo para seguir aprendiendo de Juan Piedra, no solo de arte, sino de su filosofía, de su forma de ver y sentir. Sin egos, sin poses, desde la honestidad y eso se agradece. Coincidir con Juan, es un verdadero deleite. Gracias nuevamente por recibirnos y entregarnos tanto de ti.

“Muchas gracias a ustedes Karla, a Revista Personae y todo su staff y bienvenidos cuando gusten. Aquí tienen su casa y su espacio creativo como mencionaste”.

Juan Piedra «Desde los afectos»

Otras entradas

PLEGARIA POR LAS MUJERES BRUJAS

PLEGARIA POR LAS MUJERES BRUJAS

Para todas a las que han llamado Mujeres Brujas, ya sea por brujas o por libres, por ser una amenaza, porque no han aceptado someterse y encuadrar en los cánones, por ser activistas, por ser aguerridas, por buscar la justicia y el cambio. Por tener conciencia y...

YA NO SEREMOS QUIENES ÉRAMOS

YA NO SEREMOS QUIENES ÉRAMOS

Al inicio del confinamiento por COVID-19, me inscribí en un curso de respiración basado en técnicas ancestrales hindús, y una de las cosas que aprendí es que el espacio que se crea entre la inhalación y la exhalación, ese instante en que los pulmones se vacían...

YA NO QUIERO SER UNA GUERRERA

YA NO QUIERO SER UNA GUERRERA

En una sesión de coaching, Mayra, una de mis guías a quien le agradezco desde el fondo del alma su acompañamiento, detectó en mí el uso constante, insistente de frases como “¡Qué difícil es…!” y “¡No está fácil…!”. Ella me comentó, – ¡Ay, Karla! La vida debe ser...